Beneficios de la Quinoa y receta con este super alimento

 


La quinoa no es más que una semilla, provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento.

Si comparamos la quinoa con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.

Respecto al aporte calórico, la quinoa es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos, alto aporte de fibra, ya que puede alcanzar los 15 gramos por cada 100 gramos, siendo en su mayoría, fibra de tipo insoluble como poseen característicamente las semillas.

Contiene potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

La quinoa al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

Claramente la quinoa puede emplearse en todo tipo de dietas, es de mucha utilidad y puede ofrecer notables beneficios a la salud del organismo.

Receta:
1. Lavar la quinoa con abundante agua, enjuagar varias veces para desechar de esta forma la saponina que contiene.

2. Hervir 1 taza de quinoa con 1 1/2 tazas de agua (si deseas agregar sal) hasta lograr el punto deseado, se torna transparente.

3. Rehogar en aceite de oliva o agua: 1 diente de ajo, 1 cebolla de verdeo, 1/2 pimiento rojo y 1 zapallito verde, a fuego lento hasta lograr que las verduras estén cocinadas (mejor en wok si tenés es perfecto para lograr la cocción exacta de las verduras) por último agregar 
los brócolis.

4. Por último agregar la quinoa ya cocida a la preparación, integrar y emulsionar con aceite de oliva. Podés agregar condimentos como un toque de orégano o similar a gusto.

Espero te guste, lo pruebes y nos cuentes cómo más te gusta comer la quinoa.
Incorpora este Super Alimento a tu vida!!!

Agradecemos a Bienestar Productos Sustentables por brindarnos esta valiosa información.

       Resultado de imagen para loguito de facebook

Comentarios

Entradas populares de este blog

Meditación guiada: Comenzando el día

Meditación guiada: Elevando nuestra vibración